Beneficios de los Implantes Dentales

En casos de pérdida completa de todos los dientes, los implantes dentales son la solución idónea para mejorar la calidad de vida, pues muchos pacientes que llevan prótesis completas experimentan una dificultad considerable para adaptarse a las dentaduras de quita y pon. El implante dental es fijo y cómodo y no hay piezas de las cuales preocuparse porque una vez se ha colocado seguirán funcionando bien.
Ausencia de dolor. En ningún momento del procedimiento se siente dolor ni molestias y, en la mayoría de los casos, el postoperatorio supone menos incomodidades que otras intervenciones más comunes en odontología.
El implante dental es mucho más sencillo a la hora de mantener una higiene bucodental correcta.

Implantes Dentales

Los implantes dentales son fijaciones de titanio puro que se colocan en los huesos maxilares con el objetivo de sustituir las raíces de las piezas dentales perdidas, lo cual permite reemplazar la pieza natural por una pieza artificial con igual funcionalidad y estética.

La intervención para colocarlos es ambulatoria, se lleva a cabo en un consultorio dental que disponga del equipamiento necesario. Generalmente se utiliza anestesia local y el paciente no experimenta ningún tipo de dolor o molestia.

No existen casos de alergia al titanio, por lo que no hay rechazo del material implantado, lo que puede ocurrir es que el implante no se integre al hueso lo suficiente para resistir las fuerzas de la masticación, pero este porcentaje es mínimo comparado con la alta efectividad de los implantes.

Si bien requiere una inversión de dinero mayor que una dentadura removible o un puente fijo convencional, la lista de ventajas es tan amplia que, finalmente, su coste resulta bajo en comparación a los beneficios obtenidos. Las desventajas son muy pocas y los riesgos mínimos. Y nunca podremos sonreír de forma tan natural como con un implante.

Seleccione su estilo

Seleccione un color Barra Superior